6 de septiembre de 2011

Cosas que no puedes dejar de probar en el Camino Primitivo – Asturias II - Castillo de Valdés Salas


De entre todas las localidades por los que discurre el Camino Primitivo, la más bella, sin ningún lugar a dudas, es la Villa de Salas. Declarada Bien de Interés Cultural en el año 1994, cuenta con un conjunto histórico en el que destacan la Colegiata de Sta. María la Mayor, la Torre de la Villa y el Palacio de Valdés, unidos por un arco bajo el que pasa el Camino. En este último edificio se encuentra el Hotel Rural Castillo de Valdés Salas, un perfecto ejemplo de lo que podríamos llamar “hotel con encanto”.

Evidentemente, a lo que nos interesa, uno de sus mejores encantos se encuentra en su restaurante, recomendado en la guía Gourmetour. Tengo que confesar que cuando realizamos el Primitivo hace dos años, la cocina del Valdés Salas nos había dejado algo fríos, lejos de satisfacer las expectativas que te pueden generar un lugar tan especial. En esta ocasión, sin embargo, hemos podido apreciar una gran mejora en sus platos, hasta el punto de afirmar con rotundidad que se trata de uno de los mejores lugares para comer a lo largo de los más de 325 km de Camino (tal vez el mejor).

Patio interior

Gastronómicamente, se sustenta sobre tres sólidos pilares: el protagonismo de los ingredientes locales y regionales, incluida la carne de caza; los indudables destellos “de autor” de sus elaboraciones, con discreción y sin abrumar; y sus perfectas ejecuciones. El pulpo de roca salteado con setas es uno de esos platos que se graban en la memoria, tan aparentemente simple, y sin embargo tan complejo (no solo a la hora de darle la cocción justa al pulpo, sino también en la selección de hongos). Una verdadera joya.

Otros buenos ejemplos pueden ser la ternera asturiana con crema de afuega’l pitu (con pimentón), el surtido de croquetas caseras (si la de cabrales está vista, esperad a combinarla con la de manzana…) o el flan de afuega’l pitu (que brilla con luz propia entre los postres). Completan el equipo una bodega muy bien surtida, con una treintena de referencias de vinos nacionales.

Ideal para dispensarse un buen homenaje.
Publicar un comentario